LECCION 2 – ¿SABES LO QUE QUIERES?

Hola

En esta segunda clase sobre SANIDAD INTERIOR, quiero compartirte algo maravilloso: LA SANIDAD INTERIOR ES UNA DECISION.

Los seres humanos, nos movemos dentro de lo conocido, no dentro de lo desconocido. ¿Qué te quiero decir con esto?; bueno, para explicarlo un poquito mejor te voy a poner el ejemplo del Miedo (aunque ya hablaré del miedo en otro capítulo con más detalle); bueno, fíjate que uno le tiene miedo sólo a lo que conoce y no a lo que no conoce; por ejemplo, ¿le tienes miedo a un “fusfurusfus”?!, Claro que no!, pues no sabes qué cosa es un “fusfurusfus” (bueno, yo tampoco), es una palabra que se me ocurrió para darte un ejemplo; así es con todo, sólo le podemos tener miedo a lo que conocemos, no a lo que no conocemos; por eso te digo, que nos movemos dentro de lo conocido y no en lo desconocido; le tenemos miedo a que algo que conocemos o nos ocurrió, vuelva a repetirse. Por eso es muy importante tener muy claro algunas cosas y sobre todo, que la SANIDAD INTERIOR ES UNA DECISION. ¿Por qué?, pues nadie va querer estar sano, si no sabe que lo está; a veces unos cree que está enfermo, pero no es así, dentro de la medicina eso se llama “Hipocondría”, es decir la persona sufre de un trastorno metal, que le lleva a imaginar cuanta enfermedad se le ocurre y no cesa de tomar medicamentos y cualquier “dolorcito”, es motivo de preocupación. En la vida espiritual, puede ocurrir lo mismo, uno puede “creer” que tiene algo y en muchos casos no es así; te cuento, que el 80% de las enfermedades son “psicosomáticas” ¿psico qué…?, PSICOSOMATICAS, eso quiere decir que son sicológicas, se originan en la mente y afectan el cuerpo; por ejemplo, hay ciertos tipos de artritis deformativas, que son de origen mental… Sí!, a menudo se producen por grandes sentimientos de rencor guardados en el corazón y los sentimientos son originados por pensamientos; imagínate lo poderoso que puede ser un pensamiento, es capaz de literalmente “torcer los huesos” como lo hace la artritis deformativa, pero una vez que la persona se libera de ese rencor, los huesos comienzan a volver a la normalidad.

Bien, una DECISION es un pensamiento, una DECISION es una META, pero todavía una DECISION no acaba con el problema; el cementerio está lleno de gente muy bien intencionada; falta algo que se llama ACCION; pero para ello, hace falta algo primero; y eso es: CLARIDAD.

Esto me recuerda al ciego Bartimeo en Marcos 10 versos del 46 al 52:

46. Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando.

47. Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí!

48. Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí!

49. Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle; y llamaron al ciego, diciéndole: Ten confianza; levántate, te llama.

50. El entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús.

51. Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista.

52. Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino.

Para no alargar el asunto e ir al punto que quiero hoy, es que:

  1. Bartimeo era ciego; todos lo sabían, pues los ciegos en esa época usaban una capa especial que le decía todo el mundo, que esa persona era ciega. (50. El entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús.
  2. Obviamente, Jesús sabía que era ciego.

Bien, Bartimeo (el ciego) se acerca a Jesús y Jesús le hace una TREMENDA PREGUNTA:

¿Qué quieres que te haga?… Wow!, esa pregunta no era necesaria hacerla, obviamente era ciego y lo más obvio era que quisiera recuperar la vista.

Pero…, hay viene el pero… Bartimeo ha podido querer otra COSA!, por eso Jesús le abre una puerta de “escape” con esa pregunta; ahora bien Jesús te hace la misma pregunta hoy a ti:

¿Qué quieres que te haga?

Ah!, tu puedes decir bueno, quiero servirte, pero él te vuelve a repetir la pregunta: ¿Qué quieres que te haga?… y hasta una tercera vez, como a Pedro…?Qué quieres que te haga?.

¿Tienes tu suficientemente claro que es lo qué quieres?; no te avergüences con la respuesta, cualquiera que ella sea, fíjate que hay gente que juega a la “lotería”, no se han ganado el premio mayor, y suelen decir: “Si me la gano voy a ayudar, voy a resolver, voy a donar, etc, etc.”, pero eso es mentira, se “hacen los buenos”, para ver si con eso convencen a Dios de que les de la “lotería”.

No te hagas el buen@, para ver si convences a Dios de algo; cuando uno viene con un cuento “medio raro” ante papá, ¿sabes lo qué hace?… primero sonríe… Recuerdo que yo era el nieto favorito de mi abuelo, y cuando yo venía muy cariñoso donde él y le decía que lo quería mucho, etc., al final le decía “Papi” (así le decía mi a abuelo), ¿me puedes hacer un favor?… Ja!, el respondía ¿De cuánto?…Jajaja, ese era mi gran abuelo, se las sabía todas!.

Así es Papá Dios, no le vengas con cuentos raros, él ya lo sabe todo y si algo te preocupa o te duele, lo más seguro es que te diga algo como: ¿todavía te duele el correazo que te dieron ayer? O te tocas la cicatriz vieja que tienes y lloras todavía?… Hey, hey ,hey… Las cosas viejas pasaron…?Se te olvidó? Y muchas de esas cosas viejas que ya pasaron, fueron solo accidentes en tu vida, aunque algunos no muy agradables, son solo eso, accidentes. Es posible que Papá Dios te diga: ¿Sabes una cosa?, lo que te pasó, era sólo un ensayo, ahora vamos a la obra real en ti, Wow!, eso si que es borrón y cuenta nueva!

Bueno, finalmente por hoy, ¿Sabes lo que quieres? ¿O hay que preguntártelo 3 veces?… No te hagas la o el “santito”, no hay nada de malo en que quieras alguna otra cosa diferente en el fondo de tu corazón, el Señor lo sabe y sólo quiere que tu y El estén sobre la misma “página”, es decir en la misma dirección o en el mismo “asunto”.

Ora, medita esta semana sobre esto; fíjate que la voluntad de Dios tiene sólo 3 características; es: 1.) Es Buena, 2.) Es Agradable y 3.) Es Perfecta. Si lo que buscas o quieres, no cumple con esas 3 características, NO ES VOLUNTAD DE DIOS.

Pero para conocer la VOLUNTAD DE DIOS EN TU VIDA, tienes que renovar tu pensamiento:

  1. 1.    Romanos 12:2: No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea LA BUENA VOLUNTAD DE DIOS, agradable y perfecta.

Ya te hablaré de cómo podemos renovar nuestro pensamiento….

Bueno, sin más por el momento, te deseo lo mejor, que encuentres lo que quieres de verdad, no importa qué.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a LECCION 2 – ¿SABES LO QUE QUIERES?

  1. papijuve dijo:

    SENCILLO, PRECISO Y PRECIOSA EXPOSICION DE LA BUENA NUEVA.Para lactantes y buscadores de comida sólida.No es facil conocer exactamentey en detalle lo q” anhela mi alma,Quizás nunca lo sepa.Tengo 40 años de busqueday recien empiezo a entender q” DIOS ME TIENE “buena”Pero no logro tomar la felicidad y plenitud q” me corresponde.Aun estoy aislado.espero respuesta.Gracias

  2. marcp montero villalta dijo:

    Hno. la verdad que esta enseñansa, que debemos de reflecionar mucho en el momento en cuanto oranos por necesidade, hay un ejemplo muy importante que dice la biblia de Salomon que solo le pidio sabiduria, si nosotros somo hijo del REY de REYES y que EL es el dueño del oro y plata, entonces si nosotros somos sus hijos el sabe nuestra necesidades, y el nos da en el momento exacto, solamente tenemos que pedir algo espiritual como por ejemplo fortalecimiento esp. eso es la clave para creser y ser victorioso

  3. veronica castro rodriguez dijo:

    gracias por es verdad lo q dice, a veces somos tan mentiroros y queremos sernos los santos delante del sr. y no somo sinceros delante de El. me encanto, sabes yo e sido lastimada en mi iglesia y me siento como q nadie cree en mi, he hecho cosa buenas q paracen malas, solo le pido a Dios a Jesucristo el libertador q me ayudeeee… gracias a Dios por esata paguina q encontre , no entiendo mucho su paguia , vendes los libros ?… pero voy a segui viendo esta paguina para entenderle

  4. veronica castro rodriguez dijo:

    oracion por mi

  5. Jorge dijo:

    Hace falta gran sinceridad y humildad para reconocer lo que realmente queremos. El ciego recibió sanidad por precisamente, reconocer lo que quería. Es una pauta para que obtengamos de Dios lo mismo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s